POR LOS SECTORES MAS VULNERALES

Omar Saúl Gadea es fundador y coordinador General  Programa “P.A.I.S.S.” (Programa Ambientalista con Inclusión Social Saludable) en la Fundación PROMOVER.

Sostiene que los profesionales idóneos  “muy poco se preocupan de este flagelo contaminante  que en muchos casos mata personas o como mínimo empeora la calidad de vida, lamentablemente en los sectores más vulnerables”.  El especialista lleva adelante un trabajo de Inclusión Social  “saludable”, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes  de las zonas más alejadas del casco urbano, llevándoles la  asistencia médica técnica y humana al lugar, incluso a los que trabajan  o viven dentro de los basurales.

Desde la fundación trabajan en generar la participación responsable de la sociedad, mediante capacitaciones a entidades y Universidades, relacionando el ámbito público y privado. “ El objetivo es que todos participemos de los costos y beneficios que esta actividad genera, para ir mejorando la calidad de vida y tomando conciencia de que tenemos obligación de trabajar con los residuos”, enfatiza.

Gadea logró en  2012 que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación aprobara su proyecto de Erradicación  de Basurales a Cielo Abierto,  que forma parte de su proyecto  P.A.I.S.S, junto con otras instituciones. Se espera que este año se apruebe el presupuesto y comiencen los trabajos, diseñados por el GIDEIAM ( Grupo Interdisciplinario de Ingeniería Ambientalista)  de la Universidad Tecnológica Nacional ( UTN) de La Plata en distintos municipios, y según remarca, “en principio en el NOA Y NEA”.

RESPONSABILIDAD: GOBIERNO VS CIUDADANOS

En este punto, Gadea enfatiza: “La responsabilidad de los residuos es de todos y de cada uno, puesto que no hay ser vivo que no los genere, incluso los restos humanos. Pero también es un problema cultural.

EL Estado municipal, provincial y nacional, tiene la obligación de invertir para solucionar semejante problema, que tantas enfermedades genera  y tan caro le sale a la sociedad.

Por su parte, Jorge Amar, Presidente del Centro Basura Cero, en Villa Soldati,  sostiene que tanto en el caso de las provincias o municipios  que tratan de manera ambientalmente adecuada sus residuos, como allí donde proliferan los basurales o rellenos  sanitarios, “ la responsabilidad es inexcusablemente del estado . En el caso del AMBA las deficiencias provienen de la inaplicabilidad de las Leyes 1.854 (Basura Cero) sancionada y reglamentada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, o de la ley 13.592 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, promulgada por la Gobernación Bonaerense”.

Según el especialista, aquellos municipios son políticas públicas en pos de la higiene urbana, son el resultado de la aplicación de programas de valorización y reciclado de residuos, mientras que en el área Metropolitana de Buenos Aires, se dan sistemas ineficientes, “ con lo que aumenta el riesgo sanitario y decae la calidad de vida de sus habitantes”, remarca.

Esta entrada fue publicada en ACCIONES, AMBIENTALES, PAISS, SOCIALES. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario